En el cementerio

En el cementerioSe trata de una leyenda de terror de un personaje llamado Quinciano, este era un hombre bajito y robusto que cada 29 de febrero visitaba la tumba de su madre. Muchas personas creen que esta fecha en el calendario tiene connotaciones místicas, ya que justamente se trata de un periodo de tiempo que sirve para ajustar los calendarios actuales.

La noche estaba tranquila, aunque un poco fría. Los rayos que emanaban de la luna servían para iluminar las distintas tumbas que se encontraban alrededor. Quinciano oró por unos minutos para después levantarse y dirigirse hasta la salida del panteón.

A unos cuantos pasos de la puerta, divisó a un hombre alto que vestía una gabardina negra y un sombrero del mismo color. Lo que le llamó la atención fue que este individuo se dirigía a la tumba de su progenitora.

– ¿Quién será ese? Mi padre hace muchos años que se murió al igual que mis tíos. Pensó.

La curiosidad hizo que Quinciano se agazapara detrás de un árbol para observar mejor la extraña conducta de aquel individuo.

Mientras tanto, el hombre de negro parecía saber que estaba siendo observado, no obstante, siguió su camino hacia el lugar predestinado.

Quinciano no pudo soportarlo más y a la carrera interceptó al tipo de la gabardina gritándole:

– Oiga usted ¿Por qué viene aquí? Esta es la tumba de mi madre. Le estoy hablando! Váyase ahora mismo, hay algo en su presencia que me incomoda.

El hombre del sombrero negro, no replicó absolutamente nada. Solamente se descubrió la cabeza y Quinciano quedó abrumado al mirar como el rostro de aquel individuo no era más que un cráneo lleno de agujeros.

– ¡Qué malos modales tienes Quinciano!, No es manera de hablarle a una persona que acabas de conocer. Además, formulaste mal tu pregunta. El cuestionamiento que me debiste hacer era ¿por quién viene? En vez de ¿por qué viene? Dijo el ente de la gabardina.

– Po, po, ¿por quién viene?

– Por ti Quinciano, soy la muerte y ha llegado tu hora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *